JOSÉ MARÍA MURUZÁBAL DEL SOLAR

   PINTURA Y ESCULTURA NAVARRA

 

ESCULTURA: OBRA OBRA DE DICIEMBRE DE 2013

“SIN TÍTULO” (2004)
Carlos Ciriza Vega
Acero corten, 18 x 28 x 18 cm, sobre base de madera


Carlos Ciriza (Estella, 1964). Formado en la tradición artesana de la madera de Estella y en la Escuela de Artes y Oficios de Pamplona. De la pintura llega a la escultura, ampliando sus estudios al tallado en madera, cerámica y escayola, además del forjado de hierro y fundición. En 1986, le conceden el Primer Premio de Escultura y Pintura en el 2º Certamen Juvenil de Artes Plásticas del Gobierno de Navarra. En 1987, expone por primera vez fuera de sus fronteras, en Nantes. Entre 1988 y 1996, compagina su labor artística con el desempeño del cargo de director del Departamento de Cultura del Ayuntamiento de Burlada (Navarra). En 1988 crea en Navarra, junto con otros artistas, el grupo “El Punto”, colectivo que agrupa a pintores y escultores procedentes de distintos estilos artísticos. En 1992 viaja a Nueva York y posteriormente ese conjunto de obras se expone en diferentes salas y museos de España y Francia. Ha trabajado intensamente la escultura pública y se trata, en la actualidad, de uno de los artistas navarros de mayor proyección internacional.

La obra que presentamos se conserva en colección particular de Pamplona. La escultura en cuestión está imbuida por la clara vocación de monumentalidad que suele presidir la obra del escultor estellés. Estamos ante un artista que crea formas grandiosas, esculturas que parecen demandar espacios y ubicaciones. No se trata sólo de una mera cuestión de tamaño sino más bien de propio concepto de sus obras. Incluso cuando trabaja obra de pequeño formato, como la que nos ocupa, ella misma está realizada con ese concepto monumental que señalamos. En esta obra funcionan las formas geométricas, los espacios, los juegos de formas y volúmenes, los contrastes en definitiva. Su obra escultórica huye del estatismo y busca siempre romper el estatismo con movimientos y deslizamientos, utilizando curvas y espacios. Los vacíos juegan siempre un importante papel en esa producción escultórica, en especial esos vacíos internos heredados de los grandes maestros de la escultura contemporánea, como son Oteiza y Chillida.