JOSÉ MARÍA MURUZÁBAL DEL SOLAR

   PINTURA Y ESCULTURA NAVARRA

 

ESCULTURA: OBRA OBRA DE MARZO DE 2013

DON QUIJOTE Y SANCHO PANZA
Constantino Manzana
“Don Quijote y Sancho Panza"” (c. 1932). Chapa de hierro. 60 x 105 x 15 cm.

Constatino Manzana (Fonz, Huesca, 1907 – Pamplona, 1993). Singular personaje, formado en la Escuela de Sarriá, con los Salesianos de Barcelona, en el arte de la forja y del trabajo de los metales. En 1929 llegó a Pamplona para trabajar en la escuela profesional de los Salesianos. A comienzos de los años treinta creó su taller de forja, donde realizó su obra más conocida como es la monumental Cruz ubicada en la Plaza de la Cruz de Pamplona, como reacción a los decretos anticlericales del Gobierno Azaña. Además de su actuación dentro del arte y de la artesanía tuvo diversos oficios, incluidas varias tiendas. Acabó sus últimos años en la Casa de Misericordia de Pamplona. Su especialidad fue la forja, de carácter monumental o de sentido utilitario (candelabros, escudos, mobiliario, etc.). También trabajó con gran acierto el cobre o el metal repujado (platos con motivos vascos, San Miguel de Aralar, escudos, etc.). Con todo ello demostró ser un consumado artista de la forja y de los metales.

Esta obra que analizamos, Don Quijote y Sancho Panza, ha sido reproducida en la revista Cultura Navarra del Ateneo Navarro (Agosto 1932) y en la revista Pregón Siglo XXI, nº 15 (Junio, 2000). Esta escultura, como otras que conocemos del autor, semejantes en elaboración (tales como son acordeonista, picador, etc.), están realizadas en chapa de metal recortada. Se trata de obras curiosas e inconfundibles, relativamente sencillas de ejecución pero que denotan un gran ingenio y una extraordinaria habilidad con el metal. Las figuras de los dos personajes están realizadas por separado y montadas sobre unas bases de madera. La obra que presentamos puede acreditar a Constantino Manzana como un auténtico escultor y artista.